Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

¿Qué es el curetaje dental?

que-es-el-curetaje-dental

¿Eh? ¿Curetaje dental? ¿Qué es eso o con qué se come? Primero que nada no, no se come. Pero poniéndonos serios, la verdad es que no se trata de un término que escuchemos todos los días, a menos claro que nuestra profesión sea la de odontólogo, e inclusive ni en esos casos.

El curetaje dental es un tratamiento que consiste en la eliminación de la placa bacteriana, el cual se utiliza cuando las encías se encuentran inflamadas a causa de una enfermedad periodontal, como por ejemplo la periodontitis o la gingivitis.

el-objetivo-del-curetaje-es-eliminar-las-bacteriasAl igual que cualquier limpieza dental, el curetaje busca eliminar todas las bacterias que se encuentran acumuladas debajo de la línea de las encías, las cuales de no ser erradicadas terminan por llegar a la raíz de los dientes produciendo la llamada bolsa periodontal, que no es otra cosa sino el lugar perfecto para que las bacterias terminen por desarrollarse y ahuecar la estructura de las piezas dentales.

El objetivo del curetaje es eliminar las bacterias encontradas en la bolsa periodontal y acabar con el sarro acumulado, utilizando un instrumento conocido como cureta.

Para evitar que la enfermedad periodontal siga avanzando ocasionando daños que suelen ser irreversibles, es importante realizarse el curetaje. Sin embargo, en aquellos casos en los que el paciente presenta una bolsa periodontal que no cuenta con ningún acceso para realizar este tratamiento, la opción será recurrir a una cirugía periodontal.

Desde luego que para evitarnos este tipo de problemas, angustias y gastos innecesarios, lo mejor será tratar siempre de contar con una buena salud bucal, para lo cual debemos realizar actividades conocidas de sobra por todo el mundo; cepillar y utilizar hilo dental diariamente, evitar consumir alimentos ricos en azúcar (golosinas, dulces, etc.), jugos de frutas, alimentos ácidos (limones, frutas cítricas, etc.), refrescos carbonatados y fumar cigarrillos, todo complementado con un correcto cepillado y visitas periódicas con nuestro dentista de confianza, para confirmar que todo marcha bien.