Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

Porque es mejor un cepillo eléctrico para los niños

cepillo-electrico-motiva-a-los-ninos

Cuidar la salud bucal es algo que debemos hacer durante toda la vida, y es por eso que debemos empezar con el hábito del cepillado dental tan pronto como los primeros dientes comiencen a salir.

Sin embargo, los niños suelen tener complicaciones para realiza el cepillado por sí mismos, tanto por la falta de habilidades manuales, como por lo difícil que puede llegar a crear esta costumbre en ellos.

Otra razón que dificulta hacer que los más pequeños de la casa cepillen sus dientes de manera voluntaria y regular, es que lo encuentran como una tarea obligatoria y aburrida; por más que los padres o los dentistas puedan explicarles la importancia de una buena higiene bucal, será muy difícil hacerles entender que es por su propio bien y crearles el hábito del cepillado. En todos estos casos, la mejor respuesta para hacer del cepillado algo efectivo, podría ser utilizar un cepillo eléctrico.

cepillo eléctrico para los niños
cepillo eléctrico para los niños

El hecho de contar con un cepillo eléctrico para los niños, en la mayoría de los casos, a cepillarse los dientes frecuentemente. Esto sucede, por una razón tan simple que a un adulto podría parecerle algo ilógico de pensar: las “cosquillas” que produce.

Las cerdas de los cepillos eléctricos para los niños se mueven de tal forma que el cepillado se realiza prácticamente solo

Ya que basta con sostenerlo y moverlo suavemente a lo largo de la dentadura para que el cepillo haga su trabajo, sin el menor esfuerzo. Sin embargo, además de ayudar a la limpieza de los dientes, ese movimiento causa una sensación de cosquilleo, la cual para un adulto puede pasar desapercibida pero que en cambio le resulta bastante divertida a los niños, y como sabemos, un niño siempre buscará divertirse.

Además, el simple hecho de que se trate de un cepillo diferente a los del resto de la familia, además de que se sienta “poderoso”, puede resultar en un perfecto incentivo para que los niños acepten cepillarse con gusto.

Es importante recalcar que el cepillo manual puede ser igual de efectivo que uno eléctrico, pero en el caso de los niños, este último puede ser mejor para los niños por resultar una experiencia “más divertida”.