Odontología Especializada y Diagnóstico General en Tijuana

Previene enfermedades, fuertes dolores e incluso cáncer bucal con un diagnóstico general

En el caso de un diagnóstico en odontología, es necesario realizarlo para ante cualquier dolencia o anomalía que creamos sentir en nuestra dentadura poder actuar de manera correcta. Un pequeño dolor de dientes puede significar una grave enfermedad, así como un fuerte dolor pudiera ser en realidad un problema que apenas empieza y estamos justo a tiempo para atacar. Cualquiera que sea el caso, eso sólo es posible saberlo con certeza tras un diagnóstico realizado por un odontólogo profesional.

Por desgracia, aún hoy en día es muy común que al sentir un malestar físico en cualquier parte del cuerpo, antes de acudir con un especialista o siquiera con un médico general, optemos por hacer un rápido autodiagnóstico y con base en él, auto medicarnos. No hace falta decir que esto es un grave error.

 

¿En qué consiste un diagnóstico general?

Un diagnóstico general en odontología especializada consiste en una síntesis de todo dato incluido en la historia clínica del paciente, tanto médica como odontológica, así como un examen radiográfico y el respectivo examen clínico intraoral y extraoral.

¿Siempre es necesario un diagnóstico?

Así es. ¿Cómo saber con exactitud cuál es el problema si no se analiza primero? Este diagnóstico puede ser más tardado o no, dependiendo tanto del tipo de problema como de la experiencia del odontólogo en cuestión, pero siempre es necesario hacerlo para, con base en los resultados, poder llevar a cabo el tratamiento correcto.

¿De qué depende que mi salud bucal sea buena o mala?

Básicamente influyen tres grandes variables:

  • La biología humana (incluyendo nuestra genética y la edad)
  • El estilo de vida (las conductas saludables o no que se tengan, como el cepillado y el uso o no de hilo dental, así como los hábitos alimenticios)
  • El medio ambiente (la contaminación biológica, física, química, sociocultural y psicosocial)
“Más vale prevenir, que lamentar”

Y justamente para eso, para prevenir y no lamentar más tarde, es que ante cualquier dolencia o situación que no consideremos normal en nuestra dentadura, es recomendable solicitar a nuestro odontólogo de confianza (a quien desde luego visitamos al menos cada 6 meses, ¿verdad?) un diagnóstico general. Por difícil de creer que parezca, un correcto diagnóstico general puede salvarnos la vida al detectar a tiempo un problema tan grave como el cáncer bucal.