Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

Todo sobre los brackets linguales

todo-sobre-los-brackets-linguales

Siendo varias las opciones que existen para elegir cuando necesitamos alinear nuestros dientes, es fundamental conocer cuál de todas ellas es la que más nos conviene a nosotros tomando en consideración distintos aspectos, como por ejemplo la gravedad de nuestro problema y desde luego, nuestro presupuesto.

Por esta razón y buscando que estés lo más informado posible antes de tomar una decisión, en esta ocasión nos enfocaremos en darte a conocer todo lo que deberías saber sobre una estas opciones: los brackets linguales.

Para comenzar, la ortodoncia lingual es una técnica que consiste en la colocación de todos los brackets en la cara interna de los dientes, es decir, por dentro de la boca, dejando así nuestros dientes totalmente descubiertos por fuera, por lo que nadie a quién no le digamos sabrá que los llevamos puestos.

Habiendo dicho lo anterior, entre las principales ventajas de elegir los brackets linguales en lugar de otros, destacan:

  1. brackets-lingualesEl Cuidado de la imagen. Perfecto para profesiones donde el aspecto físico es sumamente importante, como la actuación o el modelaje, por ejemplo.
  2. Mayor higiene. Esto se consigue gracias a la autolimpieza producida por la lengua de manera constante.
  3. Mínimo riesgo de decoloración de los brackets y/o rayaduras
  4. Reducción de la cantidad de lesiones a causa de la práctica deportiva.

Desde luego no todo es favorable, y en este tipo de tratamiento también existen algunas desventajas, entre las que sobresalen:

  1. El tratamiento requiere de más tiempo en relación a los brackets “clásicos”.
  2. Es necesario un mayor grado de especialización de parte del ortodoncista.
  3. Costo elevado. Relacionado directamente con los puntos anteriores, el precio final del tratamiento puede llegar a subir entre un 30% y un 40%. esto en comparación con la ortodoncia convencional.

Además de lo ya mencionado, la principal diferencia entre la ortodoncia convencional y la lingual radica en la incomodidad de los pacientes; en el primer tipo de ortodoncia se presenta en el área de los labios y los carrillos, mientras que en la lingual se ubica mayormente en la lengua.