Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

La endodoncia en molares

la-endodoncia-en-molares

Cuando una pieza dental (es decir, un diente) comienza a provocar dolor de forma recurrente, ya sea por un golpe fuerte reciente o pasado en la raíz, un caso de caries profunda o presenta un absceso (infección), es cuando la endodoncia entra en acción.

También conocida como tratamiento endodóncico, la endodoncia es un procedimiento dental que se encarga de remover ya sea la pulpa o el nervio del diente (dependiendo del caso), eliminando cualquier molestia.

En cuanto a la endodoncia en molares se refiere, es el tratamiento realizado específicamente en los dientes que reciben este nombre, es decir, los 12 (6 de arriba y 6 de abajo) que se encuentran más cercanos a nuestra garganta. Son dientes encargados de masticar y triturar la comida, lo cual significa son de los dientes que más esfuerzo realizan día con día, provocando sean los que más riesgo corren de sufrir un daño causado por una mala alimentación o una mala higiene bucal (o desde el luego, ambas).

se-encarga-de-remover-ya-sea-la-pulpa-o-el-nervio-del-dientePero, ¿qué pasa si no tratamos una pulpa infectada o muerta? Comenzará entonces a crearse un depósito de pus en la punta de la raíz, sólo para que luego, por causa de la infección, aparezca el ya mencionado absceso. ¿Y esto qué nos puede hacer? “Simplemente” destruir el hueso que rodea al diente, lo cual como podrías imaginar duele demasiado.

Como dato adicional, hace algunos años cuando la pulpa de un diente se enfermaba o dañaba, la única solución era extraer el diente. Hoy día, somos afortunados de contar con este tratamiento que en verdad llegó para salvar dientes, así que lo mejor sería aprovechar esta oportunidad que nuestros padres o nuestros abuelos desearían haber tenido.

Debido a que estos dientes ya no tienen pulpa (la cual los mantenía vivos), se vuelven quebradizos y propensos a fracturas, por lo que una vez realizada la endodoncia en molares (o en cualquier diente de hecho), se recomienda colocar una corona en vez de simplemente obturar el diente.

La duración de un diente restaurado depende, además de un buen procedimiento de parte del dentista, de contar con buenos hábitos de higiene bucal y realizarse periódicamente exámenes odontológicos.