Dentistas en Playas de Tijuana: 3 destinos para visitar tras tu consulta

dentistas-en-playas-de-tijuana-3-destinos-para-visitar-tras-tu-consulta

Es común que deseemos “matar dos pájaros de un tiro”, aprovechando en este caso la visita a uno de los dentistas en Playas de Tijuana para relajarnos un poco conociendo un poco la ciudad.

Pero, ¿qué hay para ver en esta área además de la playa en sí? Las opciones son varias, por lo que a continuación te dejamos sólo tres que, si eres de otra parte simplemente no te puedes marchar sin visitar, y si eres de Tijuana definitivamente tienes que conocer, sobre todo si resulta que tus revisiones dentales son con alguno de los dentistas en Playas de Tijuana.

El Malecón de Playas de Tijuana

Este es un clásico de clásicos del área, e incluso de la ciudad entera. Remodelado en el año 2010, el malecón de Playas de Tijuana cuenta en la actualidad con una amplia variedad de sabores y olores, esto gracias a los diferentes restaurantes y cafeterías que ahí se han establecido convirtiéndose rápidamente en un gran atractivo para los visitantes.

De igual forma, cabe señalar que en este andador turístico de Tijuana cuenta a lo largo del año con múltiples eventos de corte artístico y cultural, al igual que diferentes festivales.

Plaza Monumental Playas de Tijuana

Después del Estadio Caliente, hogar del equipo de fútbol profesional de la Liga MX Club Xoloitzcuintles de Caliente, la Plaza Monumental Playas de Tijuana es el inmueble de esta ciudad fronteriza con el aforo más grande, contando con espacios para más de 20 mil asientos.

Se trata de un lugar emblemático de Tijuana, el cual a lo largo de su historia ha albergado eventos tales como conciertos, corridas de toro y funciones de lucha libre, entre otros. Hoy en día no es sólo un sitio para visitar, sino un lugar activo que, ¿quién sabe? Podría ser sede de un evento de tu interés el día de tu visita al doctor.

La línea divisoria entre Tijuana y San Diego

Sin espacio para el error, esta parte de Tijuana es de las más conocidas en todo el mundo, pues la cantidad de veces que ha sido retratada y grabada es realmente incalculable.

Físicamente no es más que una barda compuesta por palos de madera, pero su trasfondo va mucho más allá, ya que estamos hablando de una separación que representa una barrera culpable de impedir el paso de muchos inmigrantes tanto de México como de Latinoamérica cuyo destino era Estados Unidos.

Un lugar donde se respira historia y que poco a poco se ha ido llenando de color gracias a propuestas como la del artista local Enrique Chiu, quien junto a un grupo de voluntarios ha ido cambiando la imagen de este lugar.