Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

Conoce la historia de los frenos metálicos convencionales

acercamiento-de-frenos-metalicos

Etimológicamente, la palabra “Ortodoncia” debe su origen a dos vocablos griegos, los cuales son “orto”, que quiere decir “recto”, y “odontos”, que significa “diente”. En consecuencia, la Ortodoncia es la rama de la odontología (también conocida como estomatología) que se encarga de la supervisión, el cuidado y la corrección de las estructuras dentofaciales, incluyendo toda aquella condición que necesita el movimiento de los dientes o la corrección de cualquier especie de malformación ósea afin.

paciente con frenos metálicos
paciente con frenos metálicos

De acuerdo a los historiadores, el origen de los frenos se remonta a los 400 y 300 años antes de Cristo, cuando Hipócrates y Aristóteles ya pensaban en la forma en cómo podrían enderezar los dientes y corregir otro tipo de problemas dentales.

De hecho, los arqueólogos han descubierto momias que datan de aquella época con lo que en aparentan ser bandas de metal envueltas alrededor de sus dientes. Catgut, una especie de cuerda fabricada a base de las fibras naturales de los intestinos de los animales, realizan una función parecida al alambre de ortodoncia de la actualidad ubicado en el cierre de brechas en los dientes y la boca.

Los etruscos solían enterrar a sus muertos con todo y los aparatos dentales con el fin de prevenir el colapso de los dientes durante la “próxima vida”.

De igual forma, se han encontrado en tumbas romanas cuerpos con algunas piezas dentales unidas con un alambre de oro documentado como un alambre de ligadura, un alambre elástico que es utilizado para colocar el arco de alambre en el soporte.

Sin embargo, la ortodoncia como tal tuvo sus inicios entre los siglos 17 y 19, comenzando en 1728 cuando el dentista francés Pierre Fauchard, quien es reconocido en varias ocasiones como el inventor de la ortodoncia moderna, ya que en la práctica utilizó un aparato bautizado con el nombre de Blandeau, una pieza de hierro que ayudaba a expandir el arco lo que viene siendo el inicio formal de los frenos metálicos.

Ya en el siglo 20, fue Edward Angle quien estableció una clasificación dental para determinar qué tan rotos estaban los dientes, en qué dirección apuntan éstos, y cómo encajan entre sí. De hecho, esta clasificación es usada aún en nuestros días.

Como podemos ver, la preocupación por mantener una dentadura sana y posicionada correctamente ha existido desde hace cientos de años, y esto incluye los inicios de lo que hoy día conocemos como “frenos métalicos”.