Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

¿Cómo elegir un buen depósito dental?

como-elegir-un-buen-deposito-dental

Para que una clínica dental esté más cerca de ser exitosa, contar con un buen depósito dental que pueda surtirle siempre con los mejores productos de las mejores marcas y al mejor precio, es algo esencial.

Pero, ¿cómo saber si un depósito dental es bueno o no? Desde luego todos prometerán ofrecer la mejor calidad de los materiales dentales y el mejor servicio, todo a un buen precio, pero para estar seguros que en efecto se trata de una buena opción, lo más recomendable sería verificar que el depósito que elijamos cumpla de manera satisfactoria con los siguientes aspectos:

deposito-dental1.- Buena atención al cliente: debe ser cercana y personalizada, siendo el depósito el que debe adaptarse a las necesidades de sus clientes, y no al contrario.

2.- Satisfacción garantizada: contar con la garantía de devolución del producto o cambio por otro mejor, es algo imprescindible.

3.- Trato directo y sencillo: tu depósito debe dejar la burocracia para las oficinas de gobierno. Si tú necesitas un producto, debes poder adquirirlo de forma directa y fácil, sin tanto papeleo ni rodeos.

4.- Más que ser un proveedor, debe ser un socio: esto significa que tu depósito debe conocer tus necesidades; qué compras, en qué cantidad y cada cuánto lo haces, y en general toda información que le sirva para ofrecerte productos sustitutos, ofertas que vayan de acuerdo a lo que buscas, y todo lo que pueda satisfacer tus necesidades de productos dentales.

5.- Servicios en línea: hoy día es imprescindible siempre estar conectado. Por ello, tu depósito dental debe contar con un sitio de internet donde puedas observar su catálogo, y no sólo eso, sino también con redes sociales que sean actualizadas de forma frecuente, para que de esta forma puedas enterarte de noticias, ofertas, nuevos productos y/o marcas disponibles, etc.

Opciones hay varias, y por lo mismo, debemos tratar de ser lo más selectivos posibles para al final del día saber que tomamos la decisión correcta.