Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

Brackets en niños: ¿Cuándo los Necesitan?

brackets-en-ninos-cuando-los-necesitan

El uso de brackets en niños puede deberse a diferentes problemas. ¿Cómo podemos saber si nuestro tiene alguno de ellos y los necesita?

Identificarlos puede ser complicado, sobre todo si no somos expertos en el tema o nunca hemos padecido alguno de ellos. A pesar de ello, hay ciertas señales a las que deberíamos prestar atención para darnos una mejor idea de si es que requerirán o no llevar algún aparato de ortodoncia.

El niño se chupa el dedo o ha usado mucho el chupón

Cualquiera de estas acciones puede conducir a una malformación de los dientes. Para que esto no le pase a tu hijo y la única solución sea utilizar un aparato de ortodoncia, lo recomendable es quitarle el chupón antes de que cumpla los 3 años de edad. Otra alternativa es vigilar que no lo use más de 6 horas al día.

Tiene dientes torcidos o superpuestos

estas-acciones-puede-conducir-a-una-malformacion-de-los-dientesLos motivos por los que los dientes pueden enchuecarse o superponerse son varios; quizás sean muy grandes para el espacio de la boca o bien, ésta última resulte muy pequeña para el tamaño de los dientes. De igual forma, la mala formación de mandíbulas y encías puede resultar perjudicial para que las piezas dentales crezcan de manera apropiada, mismo caso con los dientes que se demoran en salir más tiempo del que debieran.

El tamaño de la mandíbula superior es muy distinto al de la inferior

O viceversa. De cualquier manera, estamos ante una condición cuyo nombre científico es “maloclusión”. Sin embargo, cuando la mandíbula superior es más grande que la inferior se le conoce como “sobremordida”, mientras que cuando la inferior es la de mayor tamaño el término utilizado es el de “submordida”. Lo que ambas situaciones ocasionan es el desgaste de los dientes frontales, y en algunas ocasiones también hay presencia de dolor en el paladar.

Causas hereditarias

Una gran cantidad de problemas dentales resultan ser ocasionados por nuestros genes, lo cual significa que cuando la madre o el padre del niño tienen o tuvieron la necesidad de llevar un aparato dental, la probabilidad de que el hijo lo necesite en algún momento de su vida es bastante alta. Los problemas más comunes que se suelen heredan son la enfermedad de las encías, la incompleta formación del esmalte de los dientes o la ausencia de alguna pieza dental. Cabe señalar que otras condiciones como la aparición de la caries de sarro o las caries pueden ser hereditarias, pero en estos casos no es necesario recurrir a la ortodoncia para dar solución.

¿Alguno de estos signos te es familiar? Entonces no lo pienses mucho y acude con tu dentista de confianza, para que sea él quien te confirme, primero, si en efecto tu hijo tiene un problema o no, y segundo, si los brackets en niños son la solución.